LAS CLAVES PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN PERSONAS MAYORES

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Llevar una dieta bien balanceada es importante para mantenerse saludable a toda edad. Pero a medida que se envejece, obtener todos los nutrientes requeridos se vuelve más relevante para mantenerse en un peso saludable y con energía. También reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, en especial las afecciones cardíacas y diabetes.

Una mala nutrición pone a los adultos mayores en riesgo de tener sobrepeso o bajo peso, afecta sus sus músculos y huesos y debilita el sistema inmune, haciéndolos más vulnerables a las enfermedades.

¿Cómo cambian las necesidades y hábitos con la edad?

A medida que se envejece, las necesidades nutricionales, apetito y hábitos alimentarios pueden cambiar de varias maneras. Compartimos algunos tips para enfrentar estos cambios:

  1. Calorías: equilibre las calorías que consume. Comer más calorías de las que quema conduce a un aumento de peso, e ingerir menos de las necesarias disminuye la energía y genera problemas musculares, en especial una pérdida de masa muscular afectando la movilidad de las personas mayores.
  2. Apetito: muchas personas experimentan pérdida de apetito con la edad. También es común que disminuyan los sentidos del gusto y el olfato. Es importante ofrecer alimentos saludables y buscar a través de los condimentos y la presentación que las personas mayores se motiven a comer lo necesario.
  3. Condiciones médicas: los problemas de salud crónicos como diabetes, presión arterial alta, colesterol alto y osteoporosis son comunes a medida que se envejece. Para ayudar a prevenir o tratar estas afecciones, el médico puede recomendar cambios en la dieta.
  4. Medicamentos: es posible que deba tomar medicamentos para controlar las enfermedades crónicas. Éstos pueden afectar el apetito o interactuar con ciertos alimentos y suplementos nutricionales. Siempre debe consultar con el médico para saber si es necesario hacer algún cambio en la dieta.
  5. Salud bucal: las personas mayores suelen tener problemas de salud bucal, interfiriendo con la capacidad para comer, provocando malos hábitos alimenticios y desnutrición. Las infecciones en la boca también pueden causar problemas, por lo que es importante un control odontológico periódico.
  6. Sistema inmune: el sistema inmunológico se debilita con la edad, aumentando el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos o intoxicación alimentaria. Es importante tomar precauciones adicionales a medida que su sistema inmunológico se debilita, cuidando especialmente la higiene en la preparación de los alimentos, con un exhaustivo lavado de frutas y verduras, y buena cocción de las carnes para evitar una intoxicación.
  7. Rutina: si resulta difícil que el adulto mayor pueda preparar sus comidas, es importante pedir ayuda a un familiar o amigo de confianza para buscar una alternativa que asegure una alimentación saludable diariamente.

Alimentación saludable en San Vicente de Paul

Constantemente monitoreamos la alimentación y salud de cada uno de nuestros residencias. Con el apoyo de una nutricionista los residentes reciben diariamente una variedad de alimentos, acompañados de ejercicio físicos de apoyo para mantenerlos activos y saludables.

Una alimentación saludable es importante durante toda la vida, especialmente a medida que envejece. La elección de alimentos ricos en nutrientes y bajos en calorías puede ayudar a prevenir o controlar las afecciones crónicas de salud, a sentirse más fuerte y con energía, permitiéndote disfrutar de los años dorados de la vida.

Descarga tu checklist saludable

Descarga aquí nuestro checklist de alimentos que debes tener para una alimentación saludable

Otros Artículos