Taking too long? Close loading screen.

Noticias

Reporte actualizado por crisis sanitaria Covid-19

Hoy entregamos un nuevo reporte de la Fundación San Vicente de Paul sobre la situación de nuestra Red de Hogares en la crisis sanitaria por Covid-19.

Desde el 12 de mayo, fecha en que se produjo el primer contagio, 226 residentes han contraído la enfermedad. Cada caso ha sido reportado en forma inmediata al servicio de salud correspondiente, además de las autoridades (Seremi de Salud y Senama) con el objeto de mantener un constante seguimiento y coordinación.

Actualmente 67 residentes en 6 de nuestros 16 hogares están afectados por el virus (casos activos), quienes se encuentran en aislamiento en nuestros hogares o han sido derivados a residencia espejo u hospitalización. De acuerdo a la nueva indicación del Ministerio de Salud, se considera como casos positivos todos aquellos que den resultado PCR indeterminado o que presenten síntomas, sin que sea necesario confirmar mediante examen.

70 adultos mayores se encuentran en estricto aislamiento y siendo atendidos por personal exclusivo bajo protocolo Covid-19, quienes corresponden a casos confirmados, en sospecha y a residentes que, aunque no manifiestan síntomas, han estado en contacto con personas en sospecha o con contagio confirmado.

Con gran pesar informamos que en nuestra red han fallecido 62 adultos mayores con Covid-19 confirmado o que, debido a los síntomas, la causa de defunción es atribuible al virus. Pedimos al Señor que reciba a nuestros residentes en sus brazos y que dé consuelo a sus familias.

A esta fecha tenemos 97 residentes recuperados de Covid-19, luego de recibir el alta del servicio de salud correspondiente.

Reiteramos que desde el inicio de esta emergencia se están aplicando los protocolos de plan de acción Covid-19 de nuestra red de hogares, que ha sido aprobado por la autoridad sanitaria e incluye estrictas medidas de higiene personal, aseo y desinfección, control diario del estado de salud del personal en su ingreso y salida del hogar, uso de elementos de protección personal, observación permanente del estado de los residentes, distanciamiento social y sectorización de los adultos mayores y el personal, entre otras.

Continuamos trabajando con vocación, compromiso y rigor para cuidar a cada uno de nuestros residentes y colaboradores.

Nos encomendamos a la protección del Señor, pidiendo su fortaleza en estos momentos de dificultad.